tratamiento de la tricotilomania

¿Qué hay que decir sobre el trastorno de tricotilomanía? En este artículo aprenderá todo sobre el tratamiento de este trastorno psicológico.

¿Qué es la tricotilomanía?

La tricotilomanía es un trastorno psicológico que tiene como característica la manía incontrolable de arrancar mechones de pelo o vello corporal como las pestañas, la barba y las cejas. El paciente con el problema, al tirar de las hebras, es llevado por una inmediata sensación de alivio y placer. En otras palabras, es una acción impulsiva que sirve como una liberación emocional.

La enfermedad puede estar motivada por varios factores, tanto emocionales como biológicos, y suele estar asociada a la falta de control de los impulsos, la ansiedad, el estrés y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). En algunos casos, el desorden puede evolucionar hacia la Tricofagia, cuando la persona, además de romper los hilos, comienza a comerlos.

El trastorno puede comenzar en la infancia y la adolescencia, así como en la edad adulta, y tan pronto como se advierte se indica la búsqueda de un tratamiento para la tricotilomanía. A veces la enfermedad afecta a la vida personal, profesional y social del individuo, que se siente avergonzado y apenado, comenzando a evitar los ambientes de trabajo, escuela u ocio.

Causas

La principal causa de la tricotilomanía está relacionada con factores emocionales. Patologías como la ansiedad, la depresión y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) pueden hacer que un individuo sea más susceptible al trastorno.

Las personas que tienen parientes de primer grado con el problema también tienen más probabilidades de desarrollar tricotilomanía. Además, el trastorno puede ser causado por algún trauma o también por factores químicos y biológicos.

Tricotilomanía Síntomas

El paciente con tricotilomanía puede presentar síntomas físicos, psicológicos e incluso de comportamiento. Es importante conocer los síntomas y su intensidad para comprender el problema y buscar un tratamiento para la tricotilomanía.

Vea algunos de los principales síntomas de la tricotilomanía:

  • Fallas en el cuero cabelludo
  • Ceja, pestaña o cualquier otra parte del cuerpo con pelo
  • Si te sientes aliviado de tirar de un hilo
  • El comportamiento automático de tirar de los cables
  • Dificultad para sacar los cables completamente
  • Ingerir los hilos
  • Esconder la cabeza con bufandas o sombreros
  • Obstrucción intestinal
  • Estrés
  • Ansiedad
  • Comportamiento impulsivo

Factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades

  1. Las personas con parientes de primer grado con tricotilomanía son más susceptibles al problema.
  2. Las mujeres, desde la adolescencia hasta la edad adulta, también son más propensas a desarrollar el trastorno.
  3. Personas con antecedentes de problemas psicológicos y emocionales, como depresión o ansiedad.

Información sobre la enfermedad

La tricotilomanía es un trastorno que afecta a alrededor del 3% de la población, siendo cuatro veces más frecuente en las mujeres. El trastorno puede comenzar en la niñez y la adolescencia, así como en la edad adulta.

Sus causas pueden ser factores emocionales, químicos, biológicos o genéticos. La persona con el problema actúa por un impulso incontrolable. Al tirar de un hilo, sienten alivio o placer, haciendo que esta acción se convierta en una manía.

El paciente difícilmente puede detenerse sólo, y el tratamiento de la tricotilomanía suele presentar un buen resultado con la terapia cognitiva conductual.

Diagnóstico

Dado que se trata de un trastorno psicológico, no existen pruebas de laboratorio eficaces para diagnosticar la tricotilomanía, se hace a partir del informe del paciente, que a menudo ni siquiera sabe que se trata de un trastorno.

Por lo general, el diagnóstico lo realiza un psiquiatra, dermatólogo o psicólogo, que indicará el mejor tipo de tratamiento para la tricotilomanía. Algunos signos y síntomas, como el comportamiento ansioso y estresado, también pueden observarse si la tricotilomanía no es evidente.

¿Tiene cura la tricotilomanía?

Cuando el paciente acepta que tiene el problema y busca un tratamiento especializado de tricotilomanía, las posibilidades de curación aumentan. Con el tratamiento adecuado, realizado por un psiquiatra junto con un psicólogo, es posible deshacerse del problema y extinguir los síntomas.

¿Cómo afecta el problema a la vida del paciente?

La tricotilomanía genera sufrimiento tanto para el paciente como para quienes viven con él, ya sea la familia, los amigos o el cónyuge. En muchos casos, el trastorno afecta no sólo a la vida personal, sino también a la vida social, generando complicaciones en el trabajo, la escuela o incluso en las relaciones.

Hay casos en los que la persona afectada por la tricotilomanía no le dice a nadie sobre el problema por vergüenza y bochorno. Y muchos de los pacientes con la enfermedad desarrollan problemas de autoestima e inseguridad debido a los defectos causados en el cuero cabelludo u otras regiones del cuerpo. Debido a esto, la persona puede querer aislarse de la convivencia social.

Tratamiento de la tricotilomanía

El tratamiento de la tricotilomanía debe realizarse con la ayuda de un psicólogo junto con un psiquiatra, si es necesario entrar con la medicación.

Tratamiento de la tricotilomanía

En los casos más graves de tricotilomanía es importante utilizar medicamentos, que son prescritos por un psiquiatra especializado. Generalmente el paciente necesita tomar antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, que suelen reducir la ansiedad y el comportamiento impulsivo.

Tratamientos complementarios de la tricotilomanía

  • En algunos casos, es necesario un tratamiento dermatológico, ya que no son raros los daños en la piel y el cuero cabelludo.
  • Las actividades físicas también pueden ayudar a los pacientes con tricotilomanía porque, además de reducir la ansiedad, hacen que el cuerpo produzca sustancias relajantes como la endorfina, la serotonina y la dopamina.

Tricotilomanía Tratamiento psicológico

La terapia cognitivo-conductual se considera el estándar de oro para el tratamiento de la tricotilomanía, y cuenta con numerosas pruebas científicas sobre su resultado. La terapia consiste en ayudar al paciente con los siguientes beneficios:

  1. Identificar los desencadenantes del acto de arrancar el pelo;
  2. Comprender su ansiedad
  3. Manejo de los factores desencadenantes de la ansiedad
  4. Administrar los sentimientos que llevan a que el cabello o el pelo se salga
  5. Técnicas de autocontrol
  6. Estrategias para hacer frente al impulso
  7. Desarrollo de un nuevo Repertorio del Comportamiento
  8. Reducción de los síntomas

El tratamiento de la tricotilomanía produce un excelente resultado, atenuando los síntomas y modificando la forma en que el paciente se relaciona con los factores estresantes del día a día de una manera más funcional.

Si estas buscando terapias psicológicas en Sevilla, síguenos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *