sintomas estres postraumatico

La ira y la irritabilidad son síntomas recurrentes en los pacientes con Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT). Se recomienda el seguimiento psicológico para el tratamiento y la reducción de los daños que pueden causar las condiciones graves de este trastorno.

Estos síntomas pueden manifestarse con tal intensidad como para perjudicar las relaciones personales, e incluso causar daño físico a los que sufren de TEPT. Una persona con Trastorno de Estrés Postraumático puede volverse agresiva con otras personas, así como ser herida por la ira y la irritabilidad.

El trastorno de estrés postraumático es un trastorno relacionado con la ansiedad en el que diversos síntomas psicológicos, físicos y emocionales se manifiestan a través del recuerdo de acontecimientos violentos. La víctima ha estado expuesta a situaciones extremas, en las que ha sufrido situaciones de peligro de muerte o de peligro de muerte, y puede haber sido testigo de algún acontecimiento relacionado con otros.

El resurgimiento es tan real que el paciente sufre alteraciones neurofisiológicas y mentales, manifestando una serie de síntomas. Y muchas personas tardan mucho tiempo en buscar ayuda para tratar este problema, que puede agravar la condición.

No todos los pacientes experimentarán ira e irritabilidad, ya que no es un criterio para el diagnóstico del TEPT, pero a menudo son síntomas asociados a este trastorno psicológico. Los pacientes que manifiestan ira e irritabilidad sienten que los sofoca, manifestando un comportamiento violento y/o autodestructivo.

Para identificar los comportamientos de ira e irritabilidad asociados con el TEPT, hemos reunido una serie de situaciones que pueden ocurrir y cómo tratarlas.

Cuando se identifican estos comportamientos, se recomienda que el paciente busque un psicólogo que le ayude a tratar estos traumas. Por lo tanto, reducir la incidencia de los síntomas relacionados con el Trastorno de Estrés Postraumático.

1) Hiperactividad y TEPT

La ira y la irritabilidad son síntomas de hiperactividad. Son síntomas relacionados con el TEPT, porque quienes sufren este trastorno a menudo intentan luchar o huir no sólo de los recuerdos con las sensaciones relacionadas con el trauma.

Esto genera ansiedad y daña el sueño, causa irritabilidad e hipervigilancia, haciendo que el paciente nunca se relaje. La persona se siente amenazada por el resurgimiento, algo no racional, pero totalmente real y recurrente.

2) Cólera constructiva y destructiva

Debemos considerar que hay una ira constructiva y destructiva. Aunque la ira es una emoción asociada a las reacciones dañinas y a menudo conduce a un comportamiento dañino, la ira por sí sola no es un mal sentimiento.

Por lo tanto, la ira constructiva puede motivar la curación, la superación, el movimiento y el deseo de evitar situaciones difíciles. Mientras que la ira destructiva puede llevar al abuso y la violencia. Vale la pena considerar estos aspectos para tratar con la ira y la irritabilidad de una manera asertiva.

3) Comportamiento agresivo en las relaciones

A menudo, las personas con trastorno de estrés postraumático pueden reproducir el comportamiento violento en sus relaciones. Esto está lejos de ser una regla, pero se estima que alrededor del 20% de los pacientes con TEPT pueden ser agresivos con sus parejas como síntoma derivado del trauma.

Si esto ocurre con usted o alguien que usted conoce, es importante buscar ayuda para reconocer que este puede ser un comportamiento asociado con el PTSD severo, donde la irritabilidad y el enojo van más allá de los límites y traen un daño real al paciente y a aquellos que se relacionan con él.

4) Comportamiento autodestructivo

Otro posible sesgo, resultante de la ira y la irritabilidad, son los comportamientos autodestructivos y auto-punitivos, que pueden incluso poner en peligro la vida del propio paciente de TEPT.

Volverse contra uno mismo es una forma de sofocar la ira. Y a menudo esto ocurre porque el paciente no puede encontrar formas sanas de lidiar con el dolor. Así, el estrés, la ira, la ansiedad alcanzan niveles incontrolables y son falsamente mitigados por el comportamiento autodestructivo.

Por lo tanto, el abuso de sustancias, los comportamientos de riesgo, las actitudes catastróficas e inconsecuentes pueden ser una forma de canalizar la ira. Sepa que hay formas beneficiosas de tratar la ira sin dañarse a sí mismo ni a nadie.

5) Manejar la ira y la ansiedad

Encontrar maneras de lidiar con la ira y la ansiedad es fundamental para lidiar con los síntomas asociados con el PTSD. No es fácil lidiar con estos sentimientos cuando se pierde el control sobre ellos.

Pero algunas actividades livianas, la meditación, la práctica de arte e incluso hablar con alguien de confianza pueden ayudar mucho a reducir el estrés causado por el Trastorno de Estrés Postraumático. No es sencillo, pero reconocer el problema e intentar solucionarlo es un paso importante hacia la curación.

6) Buscar ayuda profesional y grupos de apoyo

Poder contar con un profesional o un grupo de apoyo ayuda al paciente a lidiar con sus frustraciones, miedos, dolores. Por lo tanto, es esencial obtener apoyo y realizar alguna terapia para tratar el TEPT.

Este proceso ayuda a lidiar no sólo con la ira, la irritabilidad y la ansiedad, sino también a entender lo que le sucede a usted y a su cuerpo durante las crisis de reavivamiento, haciendo que todo sea más consciente y manejable.

El psicólogo tiene un papel fundamental en el tratamiento, pudiendo recomendar las mejores prácticas para tratar los síntomas, hasta que se supere el trauma, así como, cuando sea necesario, remitir al paciente a un psiquiatra para que le dé tratamiento con medicamentos.

La mejor manera de identificar si los síntomas provienen del estrés, la ira o la ansiedad es entenderlos todos y sus efectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *