pensamiento paranoico

Todos en algún punto de nuestras vidas podríamos llegar a experimentar paranoia, no obstante, algunas personas pueden tener pensamientos paranoicos de una forma más constante y habitual. Cabe mencionar que, en la actualidad, el término ‘paranoia’ puede tener distintos usos, sin embargo, para el diagnóstico se suele utilizar el término ‘trastorno delirante‘.

 

¿Soy un paranoico?

Ahora bien, aunque es posible que en algún momento hayas llegado a experimentar cierta paranoia, esto no quiere decir inmediatamente que eres un ser paranoico. En ocasiones se pueden tener pensamientos paranoicos, en especial si recientemente hemos pasado por un evento traumático o situaciones de mucho estrés.

También es posible tener pensamientos paranoicos cuando se ha tenido una mala experiencia asociada a algo en concreto, como lo puede ser un romance fallido a causa de una infidelidad. Esto podría generar un pensamiento paranoico entorno a las relaciones románticas, pues se desconfía y se tiene la creencia de que puede suceder lo mismo nuevamente.

La paranoia también puede experimentarse a causa de ciertas sustancias como lo puede ser el alcohol y drogas ilegales como la cocaína, las metanfetaminas, el LSD e incluso la marihuana, pero ¿Sabes realmente en qué consiste el pensamiento paranoico?

 

¿Qué es el pensamiento paranoico?

Este tipo de pensamiento se caracteriza por una persistente idea o creencia de que algo o alguien desea causarnos daño. Cabe destacar que el pensamiento paranoico no necesariamente indica que somos un ser paranoico o que poseemos una personalidad paranoide, ya que esto solo se da en los casos más graves.

Habitualmente, este tipo de ideas carecen de racionalidad y no tienen un sustento en el que apoyarse. Pese a esto, el individuo cree firmemente que hay una conspiración en contra de él, o bien, que alguien tiene una obsesión.

 

Diferencias entre personalidad paranoide y esquizofrenia paranoide

Como ya se mencionó con anterioridad, tener pensamientos paranoicos es diferente a tener una personalidad paranoide, esta a su vez, se distingue notoriamente de la esquizofrenia paranoide. Para comprender mejor en qué se diferencian ambos casos, a continuación se explica cada uno de ellos:

 

Personalidad paranoide

El trastorno de personalidad paranoide consiste en los pensamientos recurrentes de que los demás están en contra. Quien presenta este trastorno desconfía de todos, poniendo en duda la lealtad de sus amistades y la fidelidad de la pareja. Asimismo, cada pequeña acción puede ser malinterpretada y ser un indicio de que algo no está bien.

El individuo con personalidad paranoide constantemente cree que cada cosa que hacen los demás es un intento por hacerle daño, aprovecharse de él o engañarle. La desconfianza se debe a que temen que otros conozcan sus debilidades y las usen en su contra, por lo cual se demuestran fríos y se relacionan poco con otras personas.

Otro de los motivos por los cuales casi no se relacionan con otros es porque son personas difíciles de tratar, son rencorosos, desconfiados e iracundos, pudiendo llegar a ser hostiles.

 

Esquizofrenia paranoide

Por su parte, la esquizofrenia paranoide es un tipo de esquizofrenia, y por ende una enfermedad mental, que se caracteriza por presentar una percepción alterada de la realidad, creencias delirantes, alucinaciones auditivas, entre otros síntomas. La persona que padezca este tipo de esquizofrenia puede sentir que es el centro de atención de alguien o algo, ya sea con el propósito de hacerle daño, por una obsesión o para encomendarle una importante misión.

Las ideas de que los demás están conspirando en contra, de que alguien les persigue o intenta envenenarlos, son muy frecuentes. El paciente con esquizofrenia paranoide puede perder contacto con la realidad y aislarse socialmente. Entre las alucinaciones pueden presentarse auditivas y/o visuales; en ocasiones pueden escuchar voces amenazantes o que emiten críticas.

Otros de los síntomas de la esquizofrenia paranoide son el aplanamiento afectivo, la falta de organización y motivación, el deterioro del lenguaje y el pensamiento, entre otros.

 

Cómo tratar a una persona paranoide

De acuerdo a cada caso, se requerirá de un tratamiento en concreto. En primer lugar, si la paranoia se presenta por un corto periodo de tiempo (menos de un mes), no necesitará de mayor atención, ya que puede deberse a un simple episodio causado por una situación crítica. En cuanto a las personas con personalidad paranoide, estas requerirán psicoterapia.

El problema de estas personas es que interpretarán el tratamiento como algo malo, percibiendo malas intenciones en la ayuda que se le intenta brindar. En estos casos es posible que se receten medicamentos como las benzodiacepinas y pequeñas dosis de antipsicóticos atípicos para tratar la ansiedad y otros síntomas del trastorno.

Por otro lado, en el caso de los pacientes con esquizofrenia paranoide, tendrán que recibir asistencia de por vida, ya que por los momentos, la esquizofrenia no tiene cura. La participación de la familia en el tratamiento es de suma importancia, ya que es necesaria una colaboración activa en el diario vivir del paciente.

El tratamiento busca aliviar los síntomas de la enfermedad para mejorar la calidad de vida del individuo y consiste en psicoterapia, uso de fármacos, intervención psicosocial y de rehabilitación.

 

Conclusión

Si bien es normal que cualquier persona llegue a experimentar cierto grado de paranoia en algún momento de su vida, suelen tratarse de episodios pasajeros que se superan con el tiempo. En estos casos, la persona se da cuenta de sus pensamientos e ideas irracionales o simplemente las olvida.

Sin embargo, cuando la paranoia se presenta a causa de un trastorno o enfermedad mental, será necesario contar con la ayuda profesional adecuada. Como bien se mencionó anteriormente, los pacientes con paranoia pueden ser difíciles de tratar, pues no confiarán en el tratamiento o creerán que es una conspiración para causarles daño.

Debido a esto, es esencial que estas personas cuenten con todo el apoyo necesario, pues solo de este modo podrán mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *