depresion

En todo el mundo, millones de personas padecen estados depresivos que, en muchos casos, además de sufrimiento, también generan pensamientos suicidas. Aunque se dispone de más información, hay cuestiones que siguen generando confusión.

La depresión es uno de los males de los tiempos modernos. En todo el mundo, millones de personas padecen estados depresivos que, en muchos casos, además de sufrimiento, también generan pensamientos suicidas. En los últimos años, han aparecido nuevos tratamientos y nuevos fármacos, pero las dudas siguen siendo muchas. Aunque se dispone de más información, hay cuestiones que siguen generando confusión, como es el caso de estas cinco.

1. ¿Qué es la depresión unipolar?

Estudios científicos, nacionales e internacionales, desarrollados en los últimos decenios, han demostrado que ciertos individuos corren un mayor riesgo de sufrir depresión en algún momento de su vida porque tienen una predisposición genética que los condiciona en este sentido. No obstante, Lucía Mayoral, psicóloga clínica, deja claro que no es un factor determinante, como defienden otros especialistas.

«Nos volvemos más vulnerables a la depresión cuando tendemos a tener actitudes poco adaptables a los acontecimientos negativos, generalmente relacionadas con la noción distorsionada de que nuestra felicidad y autoestima dependen de la perfección o de la aprobación de los demás», dice. La depresión unipolar es la enfermedad neuropsiquiátrica de mayor prevalencia en la población mundial, alrededor del 11,8%. Lucía Mayoral menciona dos razones para este fenómeno. «La facilidad de diagnóstico por la medicina» y el hecho de que los individuos están sujetos a mayores presiones y fuentes de estrés.

«A veces, una sana tristeza reactiva a las diversas situaciones de la vida y se confunde con un trastorno patológico del estado de ánimo», explica Mayoral. Desde su punto de vista, existe también una «demanda de la gente de querer eliminar rápidamente cualquier emoción desagradable, fruto de la inmediatez del mundo moderno». Para saber más sobre la enfermedad, vea también el por qué de la depresión y lea más sobre la depresión en los hombres.

2. ¿Son más seguros los antidepresivos de hoy en día?

Son más seguros, pero nunca debes abusar de ellos. «Hay una gran disposición por parte de la medicina a prescribir ansiolíticos, sedantes o hipnóticos», critica Lucia Mayoral, psicóloga y psicoterapeuta. Son medicamentos que actúan «sobre el equilibrio de los neurotransmisores del cerebro [entre la serotonina y la dopamina más comunes], afectando el estado de ánimo y las respuestas emocionales», explica el especialista.

Al igual que muchos médicos, es recomendable a que las personas se informen adecuadamente sobre los efectos secundarios de los antidepresivos que se suelen recetar, un error que muchos portugueses, ávidos consumidores de este tipo de fármacos, siguen cometiendo. Joaquín García subraya que estos «son relativamente seguros en comparación con las generaciones anteriores de antidepresivos».

3. ¿Es la estimulación cerebral profunda una terapia con resultados probados?

Un estudio internacional, llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de Icahn, un establecimiento de enseñanza adjunto al Sistema de Salud del Monte Sinaí en Nueva York, EE.UU., garantiza que así es. Publicado por The American Journal of Psychiatry, una publicación especializada, en los primeros días de octubre de 2019, la investigación concluyó que los pacientes que se sometieron a este tratamiento habían mejorado.

Se analizó una muestra de pacientes con depresión crónica que no habían respondido positivamente a otras formas más clásicas de tratamiento, y se obtuvo una estimulación cerebral profunda. Las 28 personas que fueron tratadas con implantes de estimulación de la actividad cerebral vieron retroceder la enfermedad y los resultados continúan durante un período de tiempo más largo. Muchos expertos abogan por su generalización.

4. ¿Existe alguna forma de que las mujeres embarazadas eviten la depresión perinatal?

En España, aunque algunos la devalúan, alrededor del 10% de las mujeres embarazadas sufren de depresión. Se trata de una «condición poco diagnosticada e infravalorada que puede determinar la salud futura del bebé y de la madre», dice Ana Perea. Según el coordinador de la Unidad de Psiquiatría y Psicología del Hospital los Cármenes, la depresión perinatal puede «alterar las respuestas fisiológicas y conductuales de la madre».

Además, aumenta el riesgo de desarrollar una depresión posparto crónica, como sucede a menudo. Actualmente existen tratamientos preventivos que evitan la depresión perinatal, pero no todos son adecuados para todas las mujeres. «Una paciente embarazada tendrá que ser muy cuidadosa con el tratamiento elegido para evitar dañar al feto», concluye Lucía Mayoral, psicóloga y psicoterapeuta portuguesa.

5. ¿Es aconsejable el uso de herramientas digitales para el autodiagnóstico?

Hay muchos especialistas, tanto nacionales como internacionales, que defienden el uso de las herramientas digitales para un autodiagnóstico del estado de ánimo. Ana Perea, psicóloga clínica, sugiere, como ejemplo, el programa Snapshot del Taller de Psicología, indicado para que las personas determinen su nivel de bienestar y satisfacción personal en la vida. Un recurso gratuito que permite una evaluación individual.

Simple e intuitivo, puede utilizarse, como medida preventiva, para detectar «la presencia de los 14 trastornos psicológicos más frecuentes, incluida la depresión», subraya la especialista, pero también para «calcular el nivel de estrés y estimar su impacto en la salud», explica. Además, en una etapa posterior, «nos permite evaluar su potencial de reacción y recuperación», añade Ana Perea, psicóloga clínica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *