tipos de sindrome de burnout

El síndrome del Burnout está relacionado con el entorno laboral, pero también con el estrés causado por el estilo de vida de una persona. Conociendo los tipos de síndrome del Burnout, es posible conocer las consecuencias físicas y psicológicas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los psicólogos, este síndrome no debe tratarse a la ligera, ya que causa altos riesgos laborales que afectan directamente a la salud física de las personas.

Conociendo el Síndrome del Burnout

El síndrome del Burnout es un trastorno emocional que se caracteriza por el agotamiento físico y mental del individuo que lo hace apático y desestabilizado, sin la voluntad de emprender y realizar sus tareas principales.

De hecho, este síndrome es una evolución del estrés laboral a nivel crónico. El síndrome también se caracteriza por ser un proceso que crece progresivamente si no se toman medidas de precaución.

Entre los síntomas más comunes están la depresión y la ansiedad, que terminan siendo las principales razones de sus propias bajas en el entorno laboral, como los despidos, las ausencias, etc.

Sin embargo, las manifestaciones y el malestar característicos no sólo se producen en los entornos laborales, ya que los tipos de síndrome de agotamiento también se producen en varias situaciones de la vida de una persona, como las relaciones sociales, la familia, etc.

Otros síntomas y manifestaciones que ocurren en este síndrome por agotamiento son:

  • Sensación de agotamiento físico y mental.
  • Sensación de fracaso e impotencia.
  • Baja autoestima.
  • Ausencia de realización personal.
  • Estados continuos de inquietud.
  • Déficit de atención y concentración.
  • Comportamiento violento.
  • Dolores de cabeza.
  • Insomnio.
  • La impaciencia, entre otras.

Tipos de síndrome de Burnout

Hay tres tipos de síndrome del Burnout, cada uno con sus propias causas y formas de tratamiento. A continuación te cuento cada uno de ellos:

1. Agotamiento por sobrecarga de trabajo

Este es el tipo de agotamiento que la mayoría de la gente conoce y está familiarizada con él. La sobrecarga hace que el individuo trabaje cada vez más frenéticamente.

Es el nivel en el que uno entra en esta categoría, personas dispuestas a arriesgar su salud y su vida personal, generalmente en busca de proyectos y planes.

2. Agotamiento por falta de trabajo y valoración

En esta categoría las personas se aburren y se frustran más, porque con la falta de voluntad sienten que hay pocos desafíos válidos que superar y pierden el placer de trabajar, se distancian de sus sueños. La indiferencia lleva a evitar nuevas responsabilidades.

3. Desamparo

En esta situación la persona ya no puede progresar en sus responsabilidades, renuncia a enfrentar las barreras y se caracteriza por la pasividad y la falta de motivación.

Así, la persona está expuesta de manera continua, ya sea en estos tres tipos de síndrome de agotamiento, a altos niveles de estrés, a la sobrecarga de actividades excesivas, a relaciones complejas y difíciles, a la falta de apoyo emocional, a la falta de información, a la falta de capacidad para realizar bien sus tareas, etc.

Como la gente no se quema de la misma manera, es importante identificar qué tipo de agotamiento experimenta. Hacer el diagnóstico correcto facilita la localización de los problemas que pueden ser resueltos.

Sin el tratamiento adecuado, puede experimentar un estrés crónico que resulta en el agotamiento. La prevención de estos tipos de síndrome de agotamiento comienza con la evaluación de los entornos de estrés que causan la ansiedad, a fin de incluir medidas apropiadas para reducir los problemas en la medida de lo posible.

Así, con la ayuda de un profesional de la salud, se puede recomendar que la persona empiece a modificar sus expectativas en relación con el estilo y la vida que lleva. No se trata de renunciar a las tareas y ambiciones personales, sino de buscar puntos intermedios que se ajusten más concretamente a la realidad. Con esto, es posible tener la oportunidad de aprender y madurar en otros ambientes diferentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *