sentimiento de fracaso

No siempre superamos nuestros errores, pero es importante saber cómo superar el sentimiento de fracaso. Lea el artículo y aprenderás algunos consejos para saber cómo hacerlo.

Winston Churchill dijo: «El éxito es ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo». Nunca el fracaso es un tema que se lleva de generación en generación y siempre hemos aprendido que lidiar con el fracaso es en realidad superarlo. ¿Qué dicen los psicólogos sobre eso? ¿Y cómo lidiar con el fracaso?

La repetición del error tiende a generar que nos castiguemos y nos critiquemos. Nos acostumbramos a culparnos cuando el fracaso se apodera de la vida, atribuyéndolo generalmente a la mala suerte, a cuestiones externas, pero también a decisiones equivocadas.

Sin embargo, saber cómo lidiar con el fracaso en sí mismo no es un problema de siete cabezas. El fracaso y la derrota forman parte de la vida del ser humano, basta con verlo desde otra perspectiva.

Para aprender a lidiar con los fracasos, hemos enumerado 5 consejos muy valiosos para usted.

5 consejos para hacer frente a los fracasos

Cuando cometemos errores, normalmente los mantenemos en secreto para no ser juzgados o evitamos repetirlos. Pero difícilmente seguimos una tercera solución: reconocer el fracaso como una parte natural del proceso de aprendizaje. Y es en base a esto que damos los siguientes consejos.

1. Errar es humano

Todo el énfasis negativo en el fracaso se debe a que nos consideramos seres perfectos, sin defectos e imperfecciones. Los sinónimos de fracaso son debilidad, derrota, desgracia, ruina, etc.

Cuando uno falla, nuestra costumbre es imponernos un juicio moral. Llega el sentimiento de culpa. Errar es humano, es parte de la vida, no somos seres perfectos e inmaculados, nos ayuda a entender el proceso para que podamos superar lo que se puede mejorar.

2. Reducir la ansiedad

La ansiedad es una construcción mental de querer anticipar el éxito con el miedo de no cometer errores. Así, la ansiedad nos impide reflexionar realmente sobre los detalles de ciertos resultados.

Usar la razón en lugar de la emoción nos hace darnos cuenta de que estos resultados, muchas veces, no serán posibles de lograr, ya que no tenemos las herramientas adecuadas en este momento.

Los psicólogos ayudan, a través de la terapia, a evitar futuros fracasos. Como parte del tratamiento de los fracasos, son muy importantes los ejercicios para visualizar el problema o meditar sobre ciertos temas.

3. Educación de los errores

Lidiar con los fracasos observando los errores cometidos es aprender a continuar en el camino. Si no aprendemos de los errores, no sabremos cómo tomar las decisiones correctas en el momento adecuado.

El hecho de que veamos los defectos de aquellos que ya los han sufrido es para usar el conjunto de errores a nuestro favor. Esto significa que todo éxito no existe sin esfuerzo, porque para merecer una victoria se requiere un pasado de errores.

4. Enfoque en los resultados

Cada resultado importa. No hay resultado positivo sin errores y éxitos. Así que, aprendiendo a lidiar con los fracasos, lo más importante es llegar a los resultados finales, y no quedarse atascado en medio del proceso, es decir, en los fracasos mismos.

Los errores pueden ser simplemente el trabajo reflexivo de un gran éxito. De esta manera, la felicidad del esfuerzo también reside en el viaje mismo, y no necesariamente en la parte final. Todo este conjunto de errores y aciertos constituye una gran victoria completa.

5. Superar el miedo

Una de las principales fórmulas que existen para el gran número de fracasos es la constante presencia del miedo. El miedo ejerce sobre la psique y los estados emocionales muchos más impedimentos y bloqueos que las esperanzas de éxito y superación. Por esta razón, el miedo al fracaso hace que el fracaso sea ya el ganador de cualquier acción, incluso antes de que ocurra.

Empieza de nuevo

Como hemos visto, el miedo al fracaso y el no saber cómo lidiar con los fracasos nos impide empezar de nuevo. El miedo nos impide usar nuestra fuerza de voluntad a nuestro favor.

La ansiedad, junto con los complejos de culpabilidad, imponen un ritmo antinatural al aprendizaje humano. Si cambiamos nuestra perspectiva sobre cómo tratar los fallos, los fallos pueden ser grandes oportunidades.

No hay conocimiento para alcanzar resultados positivos sin haber pasado por errores y fracasos. Sólo la experiencia directa y cotidiana, porque hemos transitado o visto a alguien pasar por los fracasos que nos proporcionan este conocimiento.

Cada gran trabajo está hecho de borradores, cada fórmula científica se lleva a cabo a través de ensayo y error.
Generalmente, aquellos que tienden a evitar el fracaso nunca sabrán cómo lidiar con los defectos. Y, de esta manera, estarán evitando, de la misma manera, su propio éxito.

Para enfrentar mejor el fracaso, además de estos consejos, es la búsqueda de la ayuda de un profesional de la psicología, cuya función es llevar a la persona de vuelta a su propio camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *