relajacion guiada

Un pequeño ejercicio de relajación guiada ayuda a calmar y relajar, siendo una forma efectiva de combatir el estrés y la ansiedad. Puedes hacer un ejercicio de visualización como el ejemplo que encuentras en este artículo, que te enseña a visualizar una imagen mental reconfortante. También puedes utilizar la ayuda de una grabación de audio, el uso de un CD o un profesional.

La relajación se asocia con el control mental, ya sea a través de la concentración, la práctica de la atención plena, la respiración a través del diafragma o a través de visualizaciones e incluso la música que nos ayuda a sentirnos bien. Como vemos, se utilizan muchas técnicas que ayudan a promover sentimientos de relajación y calma.

La imaginación guiada es también una de estas técnicas, y puede ser la herramienta que tanto busca para disipar el estrés y la ansiedad de su vida diaria y encontrar bienestar y calidad de vida. Esta técnica puede ser utilizada tanto por personas sanas como enfermas para reducir la cantidad de tratamientos.

¿Qué es la imaginación guiada y para qué sirve?

Como también se puede llamar, la visualización guiada utiliza imágenes mentales, recreando escenarios, sensaciones, sonidos, emociones, olores o lugares agradables que generan sentimientos de paz y tranquilidad, transportando a la persona a un estado mental relajado, al mismo tiempo que se libera de pensamientos negativos.

La evocación de estas imágenes en nuestra mente puede hacerse de varias maneras: imaginándose en un escenario agradable, o a través del uso de grabaciones, instrucciones escritas o un profesor-guía que nos induzca a visualizar imágenes mentales en nuestra imaginación.

Esta técnica no sólo tiene como objetivo la relajación, sino que también ayuda a reducir la presión sanguínea, a disminuir los niveles de estrés y ansiedad, y a aliviar el dolor en las enfermedades crónicas. También es eficaz para resolver problemas como dejar de fumar, perder peso y, en general, promover una vida más saludable.

Si te interesa continuar aprendiendo y formándote en salud, tanto a nivel usuario cómo profesional, siguiendo el enlace puedes encontrar gran cantidad de cursos de salud completamente gratuitos.

Ejercicio práctico de imaginación guiada

Tres son los elementos esenciales que deben estar presentes cuando se inicia un ejercicio de este tipo:

  1. Encuentra un lugar tranquilo donde estés seguro de que no te molestarán durante el ejercicio.
  2. Elija los momentos más relajantes de su vida y el lugar de sus sueños, real o imaginario.
  3. Simplemente relájese y disfrute de las sensaciones de bienestar, paz y energía.

Primero, encuentre un espacio tranquilo donde pueda sentarse o acostarse cómodamente para su ejercicio de imaginación guiada. Comience con respiraciones y respiraciones lentas y profundas, y sienta cómo su barriga sube y baja a medida que su respiración entra y sale lentamente.

Ahora libre de tensiones, libera tu mente de pensamientos negativos para empezar a visualizar imágenes mentales.

 

Imágenes mentales tranquilizadoras y reconfortantes

Después de relajarte, cierra los ojos e imagina el escenario que más te guste (mar, playa, prado, jardín, montaña, campo, espacios verdes…). Puede ser un lugar real o imaginario, pero uno que te da paz y tranquilidad. Haz un esfuerzo para agudizar todos tus sentidos y recordar aromas, colores, sonidos, sabores agradables y toques. ¡Déjate transportar al momento de cuerpo y alma!

Puedes imaginarte que estás en una playa desierta, con una temperatura agradable con ese olor a mar y a brisa que te toca la cara y escuchas el sonido de las olas rompiendo en la arena. Déjese calmar poco a poco y centre su atención en esas imágenes mentales.

Si prefieres otro escenario, puedes imaginarte en un picnic familiar bajo un eucalipto, feliz con la vida, escuchando las risas de las personas que más quieres e imaginando el sabor de las frutas de temporada o ese magnífico pastel que tu madre hace tan bien.

También puedes imaginar que estás en un prado en la montaña y vas a dar un paseo. Imaginen ruidos como el gorjeo de los pájaros, las hojas sobrantes de los árboles, el sonido del agua de un arroyo en la distancia o cualquier otra cosa.

Usa tu mente y personaliza tu imagen favorita con todos tus sentidos de una manera real. Puede convertirse en una parte integral de su imaginación y recurrir a ella siempre que quiera un lugar que transmita bienestar, seguridad y libertad.

El tercer y último punto es simplemente disfrutar del ejercicio y la sensación de relajación. Respire profunda y tranquilamente, relaje su cuerpo y relájese todo lo que pueda, tómese su tiempo. Finalmente, abre los ojos lentamente, cree que estarás mucho más relajado y de buen humor.

 

Disminución de los niveles de ansiedad

El secreto de este ejercicio es utilizar todos los sentidos para mantener la mente en imágenes agradables que disminuyan los niveles de ansiedad y estrés en la vida cotidiana. Por lo tanto, la práctica de la imaginación guiada le ayuda a mantener la calma en situaciones estresantes, al tiempo que promueve sentimientos de bienestar, paz y energía.

Puedes practicar tu imaginación guiada tan a menudo como quieras para el bienestar tanto físico como emocional. Al principio, puede parecer difícil involucrarse en este tipo de ejercicio. Tengan paciencia e intenten hacer este ejercicio todos los días.

Como dijimos al principio del artículo, la visualización puede ser guiada por un profesor o un técnico experto, haciendo que la persona asista a sesiones de imaginación guiada. Cada sesión consiste en un proceso de relajación e inducción de imágenes mentales, a veces personalizadas acompañadas de música relajante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *