ayudar alcoholismo

El alcoholismo es una adicción y/o dependencia causada por el alcohol y la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo considera una enfermedad.

Esta adicción suele comenzar inocentemente con la persona que bebe socialmente, sin que nada parezca hacer daño. Sin embargo, algún tiempo después, la persona se da cuenta de que la bebida se ha convertido en una rutina en su vida, que ya está empezando a interferir en las actividades y relaciones de su vida diaria.

Algunas personas empiezan a beber como una forma de escape, motivadas por la decepción, la frustración o incluso para ayudar a absorber la presión de la vida cotidiana. La persona comienza a encontrar alivio al beber.

Hay otros factores que influyen, como una persona con predisposición al alcoholismo. Los niños y adolescentes que viven con miembros de la familia acostumbrados a beber en exceso pueden ser uno de estos factores.

Cuando alguien está pasando por problemas psicológicos, no es sólo esta persona la que sufre. La familia, los amigos y todos los que viven con ella pasan juntos el mal momento, compartiendo las dificultades.

Por lo tanto, es importante saber cómo manejar la situación y ayudar a los que están pasando por este problema de la mejor manera posible.

Cómo ayudar a las personas que se enfrentan al alcoholismo

En primer lugar, es importante asegurarse de que la persona realmente tiene un problema con el abuso de alcohol. El alcoholismo es más que beber mucho y a menudo: es una dependencia física y psicológica de la sustancia.

Cuando se encuentran en esta situación, el apoyo de la familia y los amigos es esencial para superarla. ¿Pero cómo puedes ayudar?

1. Permítanles sentir las consecuencias del alcoholismo

Ayudar a aliviar los problemas causados por el alcoholismo es una forma de hacer que aquellos que tienen la adicción no se den cuenta de que sus acciones motivadas por el alcohol tienen consecuencias.

Si la persona ha bebido demasiado y no puede levantarse para ir a trabajar al día siguiente, por ejemplo, que lo haga. Es importante que se les haga responsables de sus actos y que se den cuenta de que tienen resultados perjudiciales.

2. No fuerce el tratamiento al principio

No tiene sentido obligar a alguien que no quiere ser tratado a ir a una clínica de rehabilitación. Insistir en que se trate a la persona sin esa voluntad es la última opción y puede terminar siendo una pérdida de tiempo y dinero en muchos casos.

Lo único que puede hacer, al principio, es ofrecer ayuda, sugerir que el tratamiento puede ser beneficioso y dejar que sus sugerencias sean aceptadas o no. Los diálogos pueden llegar a ser discusiones duras y sinceras, pero no presiones demasiado desde el principio.

3. Involucrar a más gente en el problema

Si más amigos cercanos y familiares se comprometen a ayudar, es posible que la persona escuche más, empiece a dar más importancia al tema, reconozca la adicción y acepte el tratamiento.

Sin embargo, es esencial saber hablar sin juzgar, sin criticar, en el lugar y el momento adecuados. Consultar a un psicólogo también es extremadamente importante para orientar sobre el mejor enfoque a utilizar.

como ayudar a una persona alhohólica

4. No te conviertas en dependiente

Trate de entender la dificultad por la que pasa la persona sin dejar que se apodere de su vida hasta el punto de que afecte a su bienestar. Sea comprensivo, investigue la condición de un alcohólico y las formas de ayudarlo, pero no se deje llevar por el comportamiento manipulador.

Sepa hasta qué punto debe involucrarse: cuando comience a afectar su propia vida, debe reevaluar sus acciones y, en la medida de lo posible, retroceder un poco para que pueda encontrar suficiente fuerza y equilibrio para volver a ayudar.

Esta actitud es extremadamente difícil cuando el dependiente es alguien cercano a ti, pero créeme, es un comportamiento necesario para que puedas asistir mejor al que está enfermo.

5. Cuídate

La persona que tiene más contacto con el alcohólico y que comparte sus problemas con él cada día también puede enfrentarse a momentos difíciles, que hacen que la rutina sea más pesada.

Si comienza a sentirse estresado, irritado o deprimido, busque ayuda de un psicólogo. Él podrá guiarte sobre la mejor manera de enfrentar la situación.

Efectos del alcohol

Cuando el alcohol entra en el torrente sanguíneo activa directamente el cerebro, haciendo que el individuo sienta una especie de euforia y alegría, y en cierto modo consuelo debido al hecho de que se olvida de los problemas.

Por otro lado, el individuo que ingiere alcohol se enfrenta a graves problemas de convivencia, llega un momento en que la dependencia del alcohol es tan intensa que el individuo ya no siente sus efectos, lo que se denomina tolerancia al alcohol.

Así que no sabe el momento de detenerse y bebe más de lo que quiere, causando que interrumpa sus actividades importantes.

La mayoría de las veces el dependiente del alcohol es muy resistente a la terapia, no asume que es dependiente y que necesita ayuda, por ello llegan al psicólogo u otro profesional a través de familiares o amigos la mayoría de las veces en una situación muy crítica de la enfermedad.

El psicólogo se plantea el papel de refuerzo de escucharle e instruirle sobre cómo volver a tener una convivencia normal, cómo relacionarse y comportarse.

En muchos de los casos tratados en el consultorio médico, el paciente usaba el alcohol como automedicación, esto contra las decepciones, la angustia y la depresión.

Y el alcohol hizo que el paciente perdiera parte de su moral y carácter, por lo que el psicólogo le ayudará a encontrar de nuevo los valores que se perdieron y que podrá relacionar en la sociedad.

El apoyo a los familiares puede formar parte del tratamiento de psicoterapia; consiste en instruirlos para que sepan cómo tratar a los dependientes. Además del tratamiento de psicoterapia, combinado con él hay el tratamiento con medicamentos, esto porque debido a la abstinencia puede haber probables convulsiones los medicamentos son para evitarlas, también combinado con él tiene el acompañamiento de un nutricionista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *