que es la celotipia

Los celos son una emoción normal que se presenta cuando se siente el riesgo de perder algo, generalmente, la conexión con otra persona. Esta emoción nos ayuda a estar alertas para cuidar de nuestras relaciones y a cuidar de nosotros mismos, no obstante, cuando los celos son patológicos, esto se convierte en un problema conocido como celotipia, llamado también como síndrome de Otelo.

Se deben diferenciar los celos normales de la celotipia. En el primer caso, la persona es consciente de que sus celos están asociados a alguna inseguridad suya y de que puede ser simplemente una percepción subjetiva. En cambio, cuando los celos son patológicos, el individuo cree que, si desconfía, entonces debe existir una razón para ello; los pensamientos acerca de una infidelidad o traición son constantes y puede llegar a ser posesivo.

La celotipia puede generar varias consecuencias negativas en la vida de quien la experimenta, por lo que es de gran importancia saber identificarla, evitarla y prevenirla.

 

¿Cuáles son los síntomas de la celotipia?

Para lograr reconocer los celos patológicos se puede prestar atención a los siguientes síntomas:

  • Pensamientos obsesivos relacionados a la infidelidad o traición: Uno de los principales síntomas de la celotipia es la constante creencia de que la pareja está siendo infiel. Estos pensamientos suelen invadir la mente de la persona con celotipia, generándole mucha ansiedad. El individuo con celos patológicos será incapaz de comprender que sus sospechas pueden ser parte de sus miedos o inseguridades.
  • Respuestas de comprobación: Al creer constantemente que le están engañando, quien padece celotipia querrá comprobar sus sospechas a través de gestos e incluso revisando el móvil o las redes sociales de su pareja. La observación de la pareja se vuelve compulsiva, y gestos tan simples como un saludo, pueden desencadenar sospechas de infidelidad. Constantemente se buscará cualquier hecho o acción que respalde su creencia de que le están traicionando. Usualmente pondrá a prueba a su pareja o tratará de hallar cualquier flaqueo o incongruencia en sus palabras.
  • Dependencia emocional: Otro síntoma que claramente refleja la presencia de celos patológicos es la dependencia emocional. Por lo general, quien padece de celotipia es posesivo con su pareja, sintiendo que el ser amado le pertenece. Debido a esto, cuando no comparten tiempo juntos o su pareja pasa tiempo con otras personas, refuerza su creencia de que le está siendo infiel. Frecuentemente, la pareja trata de demostrar su fidelidad, y cuando no lo hace, desencadena los celos irracionales del otro.

 

¿Cómo evitar la celotipia y prevenir los celos?

La celotipia afecta directamente en la relación de pareja, pudiendo ocasionar una ruptura. Para evitar o prevenir los celos, se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Es fundamental que al inicio de toda relación se establezcan los espacios de cada uno, de manera que puedan desenvolverse individualmente en su entorno, ya sea con amigos, pasatiempos y demás. De lo contrario, si se pasa la mayor parte del tiempo en pareja, da pie a que se desarrolle una dependencia emocional.
  • También es importante estar conscientes de que, pese a la creencia popular de que los celos son sinónimos de amor, esto no es así. Si bien es natural tener celos por la amenaza de que la pareja pueda sentirse atraída por otras personas, cuando no se es consciente de que es parte de una inseguridad, puede tratarse de celotipia, lo que generaría muchos problemas.
  • En caso de que comiencen a presentarse celos y respuestas de comprobación, se deben detener de inmediato y no alimentar este tipo de comportamientos.
  • Si se presenta la celotipia, la terapia de pareja puede ser de gran ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *