autoconocimiento y deporte

¿Te gustaría entender la relación entre el autoconocimiento y los deportes? ¡Entonces lee este artículo!

Desde la antigüedad, los seres humanos han sido conscientes de la importancia del autoconocimiento y los deportes. Los griegos con las Olimpiadas, los chinos con la práctica de las artes marciales, los romanos y su gimnasia competitiva, etc. El autoconocimiento y el deporte, esta relación mutua, es considerada por los psicólogos como esencial para la salud integral del ser humano en su conjunto. ¡Veamos por qué!

El conocimiento de sí mismo le permite desarrollar libremente sus habilidades de vida. La forma en que se comportan en situaciones internas y externas está guiada por los procesos mentales del autoconocimiento. Saber identificarlos y comprenderlos es fundamental para lograr una vida más sana y equilibrada.

Con el autoconocimiento la persona es capaz de percibir y ser siempre consciente de sus propias fortalezas, cualidades y debilidades, pensamientos y sus causas, emociones, comportamientos y motivaciones. ¿Pero qué tiene que ver esto con el deporte? ¡Todo!

El conocimiento de sí mismo y los deportes

La relación entre el autoconocimiento y los deportes es de esencial importancia para todos los que lo practican. Independientemente de que la persona haga gimnasia, practique deportes de equipo, sea un atleta profesional, practique yoga o Tai Chi Chuan, el autoconocimiento permite una mejora considerable:

  • Hábitos de entrenamiento y vida cotidiana;
  • El enfoque en la atención;
  • El estrés, la ansiedad y la depresión;
  • Confianza en sí mismo;
  • Rendimiento en el deporte y en otras tareas;
  • Autoestima;
  • La relación con la gente y la empatía.

Desarrollar el autoconocimiento

El autoconocimiento es uno de los principales ingredientes para desarrollar la inteligencia emocional. Junto con la práctica de deportes, involucra a la persona de tal manera que termina convirtiéndose en el objeto de su propia idealización. Esta relación de autoconocimiento y deporte crea una forma de capacidad mental que influye en el estado emocional y psíquico de la persona.

Para aquellos que practican deportes y hacen actividades físicas constantes, hemos visto que los efectos de su frecuencia ayudan a mejorar su autoconciencia. Por lo tanto, es importante que empiece a observar y prestar la debida atención a sus pensamientos, emociones y conductas: antes, durante y después de los ejercicios.

El deporte como un excelente motivador

Como una forma de ayuda y de autopercepción, dirige tu atención a las sensaciones del cuerpo, como la respiración, pudiendo utilizar las técnicas de relajación y meditación, sabiendo escuchar al cuerpo. Estas técnicas tienen un impacto directo en el manejo de la ansiedad y en una mejor comprensión de sí mismo. Facilitan el manejo equilibrado de la impulsividad, las emociones y los pensamientos negativos y caóticos.

Esto puede ser muy agradable, porque significará que estás experimentando plenamente tu ser, no sólo ejercitándote como un autómata. Cuando el autoconocimiento se aplica a través de la práctica deportiva, puede ser el momento ideal para hacer este análisis de sus fortalezas, disciplinas, debilidades, oportunidades y temores.

Es muy aconsejable hacerlo con el entrenador profesional o de salud mental, así el desarrollo del autoconocimiento será más efectivo con la práctica del deporte. Esta interacción permitirá alimentar más asertividad en su vida, reforzando su capacidad de aprendizaje.

El ejercicio físico es tan importante que debería tener un lugar especial en la vida de cada persona. Con la práctica, la gente puede repensar su forma de vida. El deporte, no como un fin en sí mismo, sino como un medio para lograr un cambio de una serie de hábitos. Tales hábitos son conductuales y con la ayuda del autoconocimiento, pueden ser cambiados.

Recuerda: la depresión causa baja autoestima, pérdida de humor e interés en todo. Con la práctica de los deportes, se liberan endorfinas que ayudan al cerebro a producir esta hormona de relajación.

Esta idea de que el deporte debe ir acompañado de un cambio de hábitos es importante porque si la persona abandona la disciplina de una vida sana, el deporte será su punto de partida de nuevo. Así que, conócete a ti mismo y empieza a analizar lo que quieres hacer para cambiar tu vida.

Haga una lista de los diferentes tipos de actividades físicas, organice rutas y lugares para practicar. Lleva estas prácticas, el autoconocimiento y los deportes contigo, acompañándote en todos los lugares posibles. Haz un plan semanal donde el autoconocimiento y los deportes tengan su lugar.

Y, ¡diviértete! El autoconocimiento con los ejercicios no dejará marcas en la ansiedad y el aburrimiento, ¡al contrario! ¡Ofrécete esta posibilidad! Ten paciencia y no te rindas a la hora y los hábitos de cambiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *