ansiedad anticipatoria

En nuestros encuentros con las dificultades de la vida cotidiana nos sorprende la ansiedad, pero no precisamente en el momento en que estamos enfrentando la situación no deseada sino en forma de ansiedad anticipatoria…ansiedad anticipatoria sobre el futuro.

Existen algunas maneras de lidiar con esta situación y reducirla significativamente, atendiendo a que muchas veces experimentamos la ansiedad recreando el momento que hay que enfrentar y en menor intensidad cuando estamos viviéndolo.

Solución para la ansiedad anticipatoria

Racionalmente, esto no tiene ningún sentido. ¿Sentirse ansiosos en este momento va a arreglar o solucionar cualquier problema en el futuro?

NO. Sin embargo, haciéndote esta simple pregunta de alguna manera ayuda un poco a entender que la ansiedad no es lógica. Los pequeños pasos a la acción pueden convertir algunos de estos pensamientos en un cambio positivo real, lo que ayuda a estar un poco más cómodos.

La mejor parte es que mientras más lo haces más fácil se vuelve. Es como un músculo que necesitas seguir trabajando:

  1. En primer lugar, reconoce lo que te preocupa. Digamos que tienes constante ansiedad acerca de una próxima conferencia de trabajo donde vas a tener que interactuar con gente importante. Cuando reconozcas que te hace sentir ansioso, y por qué, puedes entonces comenzar a tomar medidas.
  2. A continuación, pregúntate que es en realidad el miedo, ¿y por qué? Escríbelo si lo deseas. En la situación anterior a lo mejor habría sido el miedo a perder el conocimiento o vomitar, o que las manos tiemblen, o quedarte mudo ante la situación. ¿Por qué? Porque te sientes incómodo en situaciones sociales y no quieres avergonzarte de ti mismo. Entonces es necesario que trabajes esto en todas las esferas de la vida posibles par mitigar este momento en particular. Debes paulatinamente trabajar las habilidades sociales.
  3. Imagine el peor de los casos. El peor de los casos tal vez es estar sudando profusamente y una habitación llena de gente riendo y señalándote, y entonces tendrías un ataque al corazón. ¿Suena loco no? Piensa en algo inusual de lo cual te hayas convencido a ti mismo lo cual no deja de ser molesto y desagradable pero no catastrófico y terrible…e incluso es muy probable que en situaciones parecidas eso nunca haya ocurrido.
  4. Muévete del miedo a la acción. Pregúntate a ti mismo, ¿cómo puedo tener este miedo y convertirlo en algo que puedo hacer hoy, algo que me ayude a que mi pensamiento que por demás es extremo ni siquiera se acerque a la realidad?

¿Cómo trabajar la ansiedad anticipatoria?

  • Podrías acercarte a algunos amigos en el trabajo y tener una conversación; nada serio, sólo más de lo normal.
  • O, tal vez podrías ir a casa esa noche e investigar a los oradores de la conferencia en la que participarás para conocerlos un poco mejor.
  • También podrías ofrecerte para presentar algo pequeño a un par de compañeros de trabajo o incluso en una reunión a todo el personal, y obtener ensayo y retroalimentación de esta actividad.
  • Tal vez podrías inscribirte en una clase de improvisación para sentirte más cómodo delante de la gente

Cuanto más tomas acción hacia ese futuro momento, menos generalizados serán tus pensamientos. Piense en el deseo de convertirse en un experto en algo. Usted puede rumiar una y otra vez cómo le gustaría tocar el piano, pero no va a hacer una diferencia si usted nunca toma acción y se inscribe en una sola lección. Si usted puede hacer algo de valor hoy en un estado más tranquilo, no hay nada sobre el futuro por lo que usted necesite preocuparse sobre todo cuando reconozca sus principales áreas de problemas.

Si tomas muchas pequeñas acciones en el tiempo, cuando el gran momento en realidad se convierte en el momento (ya no está en el futuro), no sólo va a ser más fácil de manejar sino que te darás cuenta de que no valía la pena todo el estrés. Una cosa que sí sé a ciencia cierta, es que si haces tu mejor hoy puedes mirar hacia un futuro que es mucho mejor, que tus peores temores al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *